¿Qué es el Budismo?

El nombre Budismo, viene de la palabra “bodhi” que significa despertar, por lo tanto, el budismo es la filosofía de el despertar. Esta tradición tiene sus inicios en la experiencia de Sidharta Gautama, quien llegó a la iluminación a los 36 años de edad. El budismo tiene ahora 2,500 años de existencia, y cuenta con más de 500 millones de devotos alrededor del mundo. Hasta unos cientos de años, el budismo estaba limitado a Asia, pero últimamente más personas en Europa y América se han interesado por conocerlo y practicarlo.

 El Buda no es el personaje robusto de semblante chino al que le soban la panza. Más bien fue un príncipe de la India que creció en un entorno rodeado de abundancia y lujos, pero que eventualmente descubrió que la comodidad material y la seguridad monetaria no garantizaban la felicidad duradera que él buscaba. Se conmovió profundamente al ver su sufrimiento y el sufrimiento de todos a su alrededor y decidió encontrar una respuesta para poner fin a dicho dolor e insatisfacción. A los 29 años dejó su palacio para ir a estudiar con los grandes maestros de la época, y a pesar de que le enseñaron mucho, desconocían la causa raíz del sufrimiento y por lo tanto no sabían la manera de eliminarlo.

 Después de 6 años de búsqueda, estudio y meditación, tuvo una experiencia en la que toda la ignorancia o confusión se desvaneció y entendió la realidad. Y a partir se ese día a Sidharta se le conoció como “El Buda” – el despierto.

 Según el budismo, la iluminación consiste en erradicar por completo todas las emociones aflictivas de nuestra mente y desarrollar todo nuestro potencial de bondad y claridad. El estado del despertar se logra cuando descubrimos la auténtica naturaleza de nuestra mente. Desde el Buda histórico, Sidharta Gautama mejor conocido como Buda Shakyamuni (el sabio del clan de los Shakyas), encontramos una sucesión ininterrumpida de grandes seres que han seguido su ejemplo y practicado sus enseñanzas para alcanzar la iluminación en beneficio de todos los seres.

El budismo indo-tibetano

El budismo llegó al Tíbet a través de la India, por esta razón al budismo que se desarrolló dentro de Tíbet también se le llama “Budismo indo-tibetano”. Comenzando con el rey Songtsen Gampo en el siglo VI dC, y finalmente estableciéndose como religión oficial durante el reinado del rey Trisong Detsen en el siglo VIII. La riqueza del budismo tibetano se debe a que es la tradición budista que cuenta con todos los distintos niveles de práctica y aprendizaje.

 De esta manera encontramos la base de las enseñanzas budistas que la conforma el vehículo raíz (Mulayana) en ocasiones llamado vehículo que conduce a la liberación individual (Hinayana) dentro del que está la disciplina monástica, la práctica de la ética y la generación de la renuncia como base del camino. Para posteriormente apoyarse en el entrenamiento de la mente Mahayana (vehículo universal) y la práctica de las seis perfecciones o paramitas. Y finalmente contando con los fundamentos necesarios entrar a la práctica del Vajrayana el cual debido a su enfoque y profundidad, se practicó de manera discreta en la India durante muchos años aunque dentro del Tíbet llegó a ser practicado abiertamente.

 La historia del budismo en general, y del budismo tibetano en particular, contiene historias de miles de individuos que han alcanzado la liberación y la iluminación a través de la práctica del camino mostrado por el Buda. El budismo floreció dentro del Tíbet desde el sigo VI hasta la actualidad. A raíz de la invasión comunista china en la década de 1950, los lamas tibetanos en el exilio, encabezados por SS. el XIV Dalai Lama, han sido invitados a enseñar a todo el mundo.

¿Por qué existen varias escuelas budistas?

Como buen maestro, el Buda enseñaba de acuerdo a las predisposiciones mentales de la audiencia, además de que dedicó 45 años de vida a impartir enseñanzas constantemente. Por lo tanto, dentro del budismo existen varias escuelas, todas ellas se fundamentan en las enseñanzas del mismo maestro: El Buda Shakyamuni. Cuando el budismo comenzó a extenderse en toda Asia, fue adaptando diversos aspectos culturales y locales de cada país, sin que por ello cambiara el mensaje principal del Buda que podemos resumirlo en la “Conducta” que sería la compasión y la “Visión” que sería la interdependencia. En la actualidad encontramos diferentes escuelas budistas dentro de la tradición Theravada como el budismo de Tailandia, Birmania, Laos o Ceilán. Así como dentro de la tradición Mahayana encontramos el budismo chino, tibetano, coreano, el Zen japonés y el budismo de la tierra pura.